Tratamiento Para Los Problemas De Conducta

Programa con la Familia

  • Tratar problemas de comunicación familiar y desajustes emocionales dentro de la familia.
  • La comunicación problemática dentro de la familia, está considerada como una de las causas más frecuentes de problemas psíquicos y especialmente de desviación de conducta en los niños.
  • Sensibilizar a los familiares del niño sobre el déficit que presenta.
  • Concientizar a los padres de la importancia de apoyar al niño en el proceso de rehabilitación.
  • Enseñar a los padres el manejo a la Ansiedad, Estrés y el Auto-control, que le ayudaran en el trato con el niño.

Programa para el niño en el hogar

  • Establecer reglas en el hogar a nivel general.(participen todos los miembros)
  • Elaborar un cronograma de actividades para realizar durante el tiempo que permanezca en casa.
  • Aplicar los principios Operantes Básicos en todo momento.
  • El Objetivo es mantener el niño ocupado en actividades físicas y Cognitivas.
  • No ser militar, ser en ocasiones flexibles y/o enseñar a negociar o conciliar.
  • Crear ambientes agradables, que el programa guste a toda la familia.

Algunas de las pautas recomendadas para favorecer las interacciones positivas entre padres e hijos son:


  • Si los padres establecen normas de disciplina es muy importante que las hagan explícitas, es decir, que el niño sepa exactamente qué es lo que se espera de él.
  • Las instrucciones y respuestas verbales de los adultos han de ser breves, precisas y concretas.
  • La respuesta de los padres ante la violación de las normas ha de ser proporcional a la importancia de la infracción.
  • Es aconsejable que, antes de responder, los adultos se detengan unos instantes a pensar y valorar desapasionadamente lo ocurrido.
  • Es conveniente que los padres respondan a los actos de indisciplina con comportamientos concretos y previstos. No es aconsejable que lo hagan con castigos físicos. Por el contrario, es muy efectivo en los casos de incumplimiento de responsabilidades, como, por ejemplo, no acabar una determinada tarea comprometida de antemano, que los niños pierdan algunos privilegios ya adquiridos.
  • Los castigos deben tener una duración limitada, no es útil prolongarlos sistemáticamente, pues son difíciles de cumplir, pueden originar en el niño ansiedad y sentimientos negativos.
  • Tratándose de niños hiperactivos, no es aconsejable que los padres limiten las salidas de casa y los contactos con amigos.
  • Conviene establecer hábitos regulares, es decir, horarios estables de comida, sueño, para ver la televisión, hacer los deberes, etc.
  • Los adultos deben estar atentos y discriminar las señales que prevén la proximidad de un episodio de rabietas, desobediencia, rebeldía, etc.; de este modo, les será fácil controlarlo alejando al niño de la situación conflictiva, facilitándole juguetes que le puedan distraer, etc.
  • Cuando el niño tiene que realizar tareas nuevas, es útil ensayar con él para guiar su actuación.
  • Es esencial que los adultos adopten un enfoque positivo en sus relaciones con los niños.
  • Conviene no olvidar los efectos del aprendizaje social. Los niños observan lo que ocurre a su alrededor y después reproducen los comportamientos aprendidos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.